jueves, 7 de mayo de 2009

Torta invertida de manzanas.

Esta torta la hago bastante seguido ya que mi papá es fanático de las manzanas acarameladas y esta receta tiene algo que ver con ello. Es muy esponjosa y bastante rendidora. Ideal para empezar el día con un exquisito desayuno o para tomar el té con alguna amiga.. Es importante destacar que si quieren remplazar las manzanas pueden optar por frutas como el ananá o las peras que también son muy ricas y conbinan perfectamente en este tipo de torta.




Ingredientes:
Para el caramelo:
Azúcar 10 a 12 cucharadas (depende de cuan dulce les guste)

Agua 3 a 4 cucharadas
Jugo de limón 1 cdita.


Para la torta: Manzanas ácidas 5 u.
Manteca 240 grs.

Azúcar 200 grs.

Ralladura de 1 limón
Esencia de vainilla 1cdita.

Huevos 4 u.

Harina 0000 400 grs.

Polvo de hornear 1cda.

Leche 170 c.c


Para el caramelo, colocar dentro de una sartén el azúcar, el agua y el jugo de limón. Cocinar a fuego medio hasta que los cristales del azúcar comiencen a disolverse y vaya tomando un color oscuro de a poco.
Revolver cada tanto ayuda de una cuchara de madera para controlar que el caramelo no se queme. Una vez que tenemos el color amarronado característico del caramelo lo vertemos sobre el molde elegido y cubrimos bien tanto las paredes como la base de este molde.
Dejamos reposar a temperatura ambiente.


Para la torta, pelar las manzanas y cortar 4 en finas láminas. Colocarlas en la base del molde acaramelado formando un colchón abundante de las mismas (recuerden colocarlas prolijamente ya que luego al desmoldar esa será la decoración y la superficie de nuestra torta invertida). Por último las roceamos con algunas gotas de limón para que se mantengan en perfecto estado.
En un bol batir la mantequilla pomada junto con el azúcar hasta obtener una crema pálida y disolver los cristales. Agregar la ralladura de limón y la esencia de vainilla. Incorporar los 4 huevos de a uno y batir bien para integrar cada uno de ellos. Rallar la manzana que nos había quedado con ayuda de un rallador grueso y añadirla a la preparación (en este momento hay que mezclar bien para homogeneizar ya que la preparación va a tener un aspecto como si estuviese cortada). Finalmente incorporar la harina tamizada con el polvo para hornear en 2 o 3 veces e intercalando con la leche.
Mezclar bien toda la preparación y verter sobre el colchón de manzanas.
Cocinar a baño de maría a 180° por 45 minutos aproximadamente o hasta que insertemos un palillo y el mismo salga seco.
Dejar reposar dentro del horno hasta que enfríe y luego desmoldar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada